lunes, 21 de diciembre de 2015

Peña Mea desde Los Tornos (Laviana).

Peña Mea por la Canal del Arcón desde Los Tornos (Laviana).



Hoy ascenderemos a Peña Mea; situada en la divisoria entre los valles del Nalón y del Aller, es todo un clásico de la montaña central asturiana. 
Esta mítica cumbre la tengo ascendida junto a Peñas Negras y La Forcada por el Valle del Raigosu, en una potente circular que podéis ver AQUÍ. Pero me faltaba completar la ascensión por la Canal del Arcón, que en su día no pude culminar debido a que el estado de la nieve helada lo desaconsejaba totalmente. Así que ya estaba tardando en volver.
Aunque la ruta más habitual se realiza desde Les Campes o Pelúgano, nosotros comenzaremos en la aldea de Los Tornos, para ganar la Collá Doñango y de ahí hacia la de Pelúgano. Recorriendo la majada Cerreo, nos introduciremos en la Canal del Arcón, que remontaremos en dura subida. Por la Canal de Las Cuevas saldremos directos a cumbre.
El descenso lo haremos por la vertiente norte hacia Doñango y, recorriendo el camino de la mañana, vuelta a Los Tornos.


Cota mínima: 600.
Cota máxima: 1558 m.
Desnivel acumulado: 1228 m.
Distancia: 13,8 km.
Tiempo: 6:40 h (con las paradas).

Aquí os dejo el track:

Por la AS-117, y justo después de pasar Pola de Laviana, nos desviaremos en Entralgo, entre el K19 y el K20, para coger la AS-252 que nos llevará a Villoria, donde, a su vez,nos desviaremos por la LV-7 que, en 5 km, nos dejará en la aldea de Los Tornos. Dejaremos los coches en la misma carretera a la entrada del pueblo, pues no hay otro sitio para aparcar (627 m).
Buscaremos la parte baja del pueblo para salir de éste por un camino que, con rumbo Suroeste, nos lleve a remontar el Valle de Los Tornos hasta la Collada Doñango.

Inicialmente por pista hormigonada donde algún amigo nos observa curioso.

Pronto abandonaremos este hormigonado tramo que continúa hacia las Foces del Raigosu, para dar paso a amplio camino carretero que conserva buena parte de su antiguo empedrado.

El camino empieza a ganar altura con fuerza. Abajo va quedando la aldea de Los Tornos.
Al fondo y de izquierda a derecha, Triguero, los Caspios y la Xamoca.

Tras una buena subida, entramos en un tramo llano que nos llevará a bordear unas fincas.

Pasando al lado de esta cabaña.

Poco después, hay que estar atentos. Por esta zona, sale un senderín por nuestra derecha.
En un primer momento no nos damos cuenta, por lo que el grupo abandona el camino carretero para continuar en fuerte ascenso por el fondo del valle, ya que dicho camino no continúa hasta Doñango.

Yo recuerdo que, en otra ocasión, descendí por un sendero sin falta de cruzar fincas. Así que me doy la vuelta a buscarlo. Su entrada está muy perdida por lo que hay que fijarse. A la vuelta dejaremos un jito.

Pero a poco que entremos en el bosquecillo ya damos con la traza.

Mientras tanto los compañeros continúan en fuerte ascenso por el fondo del valle.
Mucho más llevadera mi opción.

Siguiendo marcada huella.

Para salir junto a esta cabaña enlazando con el camino que viene de Campa Felguera.

Un último repecho ya todos juntos.

Para salir a un tramo más tendido ya muy próximos de Doñango.
Os señalo por donde bajaremos a la tarde.

Collada Doñango (1033 m).

Abandonamos Doñango con rumbo Oeste.

Toca perder altura por una pista para enlazar con la que viene de Les Campes, y que nos lleve a la Collada Pelúgano, recorriendo ya la ruta más habitual a Peña Mea.

Serán como unos 3 km de pista que recorreremos sin mayor historia.

Pasamos al lado de estas arregladísimas cabañas.

Y alcanzamos la Collada Pelúgano (1017 m); bajo el Piquín de la Mota y el Fermosu.

Una parada para reponer fuerzas y ponemos rumbo Este hacia la mole caliza de Peña Mea.

Una vista atrás hacia la Collada Pelúgano.

A nuestra derecha la vertiente allerana.

Un tramo bien guapo éste. Y bastante cómodo; antesala de la dura subida que nos espera.

Recorremos la majada de Cerreo.
(Vista atrás)

Cabañas de Cerreo. Precioso.

Nos vamos aproximando a la entrada de la Canal del Arcón.

Canalón del Ojo de Buey o del Arcón.
Dura subidita nos espera entre crestones y contrafuertes calizos. Así que con calma.

Pasamos al lado de esta cueva.

Las amplias "zetas" de la marcada vereda hacen más llevadera la ascensión.
A la derecha, la cumbre de Peña Mea.

Alcanzamos el impresionante Ojo de Buey o Arcón que da nombre a la canal (1270 m).

Con sus 20 m de diámetro no os dejará indiferentes.
Fruto de la erosión kárstica a lo largo de miles de años.

Bien merece la pena sólo el paseo hasta aquí.

Una vista atrás da idea de la pendiente que vamos superando.

Ya vemos próxima la parte alta de la canal, aunque todavía queda para alcanzar la cumbre.

Pero antes de alcanzar la parte alta de la canal, y a unos 1315 m, si nos fijamos vemos una horcada a nuestra izquierda, por la que perdiendo unos pocos metros llegaremos a esta cueva.

Debe tratarse de la cueva de la Iglesiona, llamada así por los pilares calizos que la sostienen.
Un buen balcón.

Retomado el ascenso, la canal finaliza contra este collado con vistas al Valle de Tolivia y Pola de Laviana (1337 m).

Debemos girar entonces a nuestra derecha con tendencia Este, y superar un primer resalte calizo sin mayor dificultad, más que apoyar un poco las manos.
Debo comentar que todo el camino está bien pisado y veremos marcas de pintura.
Hacia atrás, a la derecha, vemos la horcada que da paso a la cueva.

Una panorámica donde os señalo el itinerario aproximado hacia cumbre.
(Pinchar para ampliar)

Entramos así en un tramo más tendido que, en algún sitio leí que se trata de la pradera de Pedromoro.

Pasamos sobre buenas canales.

Otro resalte calizo que no ofrece mayor dificultad.

Aunque la ascensión a Peña Mea es algo durilla, considero que por esta vertiente occidental es bien guapa. Aunque según qué condiciones de nieve y hielo, se puede volver peligrosa. De hecho, hace un par de años, me di la vuelta por esta zona al no verlo seguro. Hay que recordar que pasamos sobre buenas canales.
Otra zona de escalones calizos.

Y ya nos aproximamos a la base del canalizo de las Cuevas.
En esta zona el camino se bifurca. Por la derecha, y siguiendo la Senda del Gatu, llegaríamos a Campa Mea y de ahí, por la cumbrera, hacia la cima.
Nosotros optamos por la subida directa girando a la izquierda y remontando la Canal de las Cuevas.

Así que nada, directos a cumbre en dura subida por la Canal de las Cuevas.

Durillo este último tramo.

Salimos de la canal ya muy próximos a la cumbre.

Unos pocos metros por la arista y cumbre de Peña Mea (1558 m).
Con su vértice geodésico y el pequeño casetón con antena y panel solar.

Las vistas impresionantes en cualquier dirección.
Suroeste-Noroeste.
Del Estorbín a la Sierra del Aramo pasando por Ubiñas.
En primer término el Piquín de la Mota y Fermosu.
(Pinchar para ampliar)

Zoom al Macizo de Ubiña.
Con algunas de sus principales cumbres.

Sureste-Noreste.
Desde el Sueve al Torres pasando por los Picos de Europa.
Más en primer término la Sierra del Crespón y Peñas Negras.
Abajo el Valle del Raigosu.
(Pinchar para ampliar)

Zoom hacia el Cornión y las cumbres de Caso.

Foto de grupo.

Descendemos por la vertiente norte hacia Doñango.
Inicialmente apartándonos un poco de la cresta.
Trozos de Mea.
Vemos las secuelas de los incendios de los últimos días.

Continuamos en descenso por la arista hacia las inmediaciones del Pico la Boyica que vemos en frente.
Este descenso a Doñango puede ser algo peligrosillo en condiciones de barro y nieve pues tiene tramos de gran pendiente.

Cogemos esta canal por nuestra derecha bajo el Pico la Boyica.
Recuerdo que, en otra ocasión, por aquí tuvimos algo de dificultad debido al barro y la nieve.

Entramos en hayedo.

Para cortar un tramo en horizontal y ascender al collado que vemos.
Siempre marcado sendero.

Desde el collado (1357 m), ponemos rumbo Oeste para descender a la majada La Boyica.
En este collado tendríamos otras opciones para descender a Doñango.
Para mi la más cómoda es esta.

Majada La Boyica (1316 m).
Guapo lugar.

Se ve que la cabaña tiene uso.

El sendero da un giro al Noreste cortando un tramo en llano.
Ya vemos abajo la Collada Doñango.

Un ligero ascenso a un hombro.

Para caer hacia el hayedo.


Por un guapo paso atravesamos una horcada.

Para salir a la pindia ladera de Los Palomos según el IGN; según otro mapa que manejo yo, la Canga el Mayaón.

Pendiente este último descenso a la Collada Doñango.
Al frente tenemos el Llanón Gurión; otro mapa lo nombra como Pico Prau Bra.
No sé cual será el correcto.

Alcanzamos la guapa Collada Doñango.
Por el itinerario de la mañana regresaremos a Los Tornos aunque parte del grupo lo hará por la Campa Felguera.
Cervecita de rigor en Villoria para cerrar una gran jornada montañera a todo un clásico.

Os dejo el perfil de elevación.

Un saludo!!

9 comentarios:

  1. Muy guapo el reportaje David . Estupenda ruta y preciosas imágenes. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paloma!! Estuvo muy bien.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Hace unos días vimos el repor de Paloma, muy bonita ascensión. Nosotros solo la hemos realizado desde Pelúgano y nos llama la atención la Cueva de la Iglesiona, pues no reparamos en ella en la subida.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cueva pasa inadvertida si no se sabe que está ahí. De hecho, a mi porque me avisaron. La ascensión a Peña Mea es muy guapa, muy montañera.
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Peña Mea no deja indiferente vayas por donde vayas. En nuestro caso, como le habíamos dicho a Paloma, esta subida no la conocemos, por lo que otro motivo para volver!
    Os quedó un reportaje muy guapo y detallado!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Siempre guapa Peña Mea, da igual por donde la hagas. Y las vistas espectaculares.
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Un regalu de reyes estupendu Cundi....me ha prestado un montón ver este reportaje tan prestosu, un buen recordatorio de nuestra ruta

    ResponderEliminar